El frasco de Poliestireno

Con forma de frasco de perfume esta singular edificación está preparada para moverse como ninguna otra

ChanelNewWebcrop-830x570

Hola, que los frascos pequeños contienen grandes venenos no siempre es verdad, a veces los grandes frascos contienen peores venenos, es cuestión de calidad y no de tamaño. Esa es una de las razones por las que busco una isla para edificar mi futura construcción: las hay grandes y pequeñas, desiertas y superpobladas, de escasa altitud o abrupta geografía. Además tienen la ventaja de la lejanía que no hallarás en ningún continente.

La isla en la que he posado mis ojos (y después mis pies) ha sido la isla Mykonos, en Grecia, que tiene como principal característica la superpoblación de iglesias y capillas porque, antiguamente, su población estaba compuesta por piratas devotos (lo normal) y cada vez que conseguían sus “propósitos” construían una. El nombre de la isla tiene su raíz en un antiguo Gigante (Mykonos, hijo del rey Anio de Delos y nieto del dios Apolo) que pereció en la guerra de los Gigantes (Gigantomaquia) contra los dioses. Cuenta la mitología que fue arrojado al mar, junto a los demás Gigantes, en forma de piedra (que cosas). En esta ocasión, también he posado mis ojos (y después mis manos) en una curiosa construcción, de arquitectura singular, y arquitecta más singular: el Chanel Contemporary Art Container.

Chanelnewwebcrop7-830x570

El Frasco de Poliestireno Expandido

Cuando se trata de utilizar la imaginación está claro que no todas las personas somos iguales, a mí, Rodolfo, no me cuesta mucho ver lo que otros no pueden, así que no me sorprendió cuando los amigos de Chanel me dijeron: “¡vamos a crear un Museo móvil!”, eso sí, les agradezco enormemente el “intento de sorpresa”. Tal es mi preparación que, antes de que me dijeran en quién habían pensado para el diseño del edificio, yo mismo les di el nombre: Zaha Hadid, la primera mujer en recibir el premio Pritzker, pero eso no es todo, la arquitecta de origen iraquí es una vanguardista de primera línea, revolucionando formas y conceptos al utilizar tecnología de última generación y establecer los nuevos límites para las formas sinuosas de nuestras edificaciones. Es una persona que ya ha cambiado el Mundo de la Arquitectura.

El “Frasco de Poliestireno” (así lo llamo yo) fue creado con un motivo concreto: el viaje de las obras de artistas de varias generaciones y geografías (Yoko Ono, Wim Delvoye, Sylvie Fleury, Stephen Shore y varios más) por varias de las ciudades más importantes del Mundo (Hong Kong, Tokio, Nueva York, Moscú, Londres y París). La idea es crear una película en tres dimensiones dentro del museo, para ello el visitante entra en el edificio con un lector MP3 que le orienta mental y físicamente con la música creada por Soundwalk Collective (en colaboración directa con cada artista). En el año 2011, habiendo acabado su largo viaje, el edificio itinerante fue donado por Chanel al Instituto del Mundo Árabe Jean Nouvel donde se puede visitar en pleno centro de París, toda una muestra de generosidad.

zaha3

Pero vamos a lo práctico: la construcción tiene 700 metros cuadrados distribuidos en una forma sinuosa de 29 x 45 metros y está realizada con una envolvente de 400 paneles de FRP (materiales poliméricos reforzados con fibra), PVC y EFTE en el techo, y una estructura compuesta por perfiles de aluminio y arcos de acero de diferentes formas y dimensiones. El edificio tiene sólo una puerta de acceso, y su distribución es tal que lo recorres en una sola dirección, no te vas a perder ni aunque quieras, en el trayecto irás disfrutando de las obras de arte. Como eje central tiene un patio de 65 metros cubierto de cristal en el que puedes descansar, quitarte el MP3 y preguntarle a los demás visitantes por su experiencia, este sirve también para la entrada de luz natural, claro. En el exterior existe una terraza de 128 metros cuadrados que, cuando se requiere, se puede unir al patio formando una espectacular zona de ocio.

El Poliestireno Expandido

La empresa Stage One se encargó de la construcción de los 400 paneles de FRP con curvas de enorme complejidad técnica, tal fue la complejidad que tuvieron que desarrollar un sistema diferente de fabricación aprovechando sus conocimientos y tecnología, esto requirió de métodos de diseño informático para optimizar su construcción. Mediante su trabajo redujeron en un 50% el tiempo de fabricación (y el coste) comparándolo con los métodos de fabricación tradicional (me encanta el término tradicional). Hay que tener en cuenta que los paneles tienen formas y tamaños diferentes en las tres dimensiones, esto, junto a la utilización en su elaboración de diversos materiales combinados con resinas ignífugas y la necesidad de soportar cargas de viento extremas, hicieron que dedicaran exclusivamente a su formación un amplio taller de 1.500 metros cuadrados.

MTM1OTcwNzcyODU3NDkzOTgy

Las paredes de FRP están rellenas en su interior de un material muy conocido en construcción: el poliestireno expandido. Este material se utiliza principalmente como aislante térmico tanto en paredes como en suelos o cubiertas. Tiene una escasa densidad (entre 10 y 50 kg/m³) lo cual lo hace un material ligero y de fácil manejar. Su composición se basa en burbujas de aire ocluidas en una estructura celular de poliestireno (casi el 98% de volumen de aire), no es un material higroscópico (propiedad absorber y expulsar agua de un material) alcanzando solamente entre el 1 y el 3% de absorción de agua si lo sumerges, tiene un excelente comportamiento ante impactos de variada índole, esto lo hace ideal para el embalaje de diversos productos. El poliestireno expandido puede reducir hasta en un 35% el consumo energético de un edificio, esto siempre que se utilice de forma correcta y con el diseño adecuado.

Como desventajas tenemos que es fácilmente disgregable, es inflamable y puede ser atacado por diversos agentes químicos, además, como acabado tiene una estética francamente disuasoria. Se hace evidente, pues, que este material debe estar siempre protegido por otros más perdurables como el FRP, el aluminio o morteros de diferente fractura.

12135575674_37d4c5ebdb_b

Antes de irme apoyé las palmas de las manos en la superficie ondulada del Museo, como despedida, lo que sentí al hacerlo es algo que no se puede describir: mejor vivirlo. Adiós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s