El mejor Parque Acuático del Mundo, en Tenerife

Si quieres disfrutar de imaginería y verano el mejor sitio está en las Islas Canarias, el mayor parque acuático de Europa.

highsptower_copy_copy1

Hola, que me gusta perderme por el Mundo es algo que ya sabéis, y no porque lo haya dejado entrever en una de mis múltiples apariciones en los medios audiovisuales y de comunicación, no, lo sabéis porque mi deferencia hacia vosotros, queridos lectores, se acerca a la fidelidad. Pero así soy yo, Rodolfo, simpatizante de la buena negociación y de mis fieles amistades. Una de estas amistades vive en un paraíso del que ya os he hablado en alguna ocasión, las Islas Canarias.

Con la (buena) excusa de realizar un estudio sobre el material sin el que nada sería posible en este Mundo, el agua, he llamado a mi amigo italiano (Stefano, por supuesto) que reside en Tenerife, entre los dos hemos ideado una ruta por la isla en la que re-descubrir sus maravillas (que no son pocas), y cuyo colofón final ha sido el objeto primero de mi estudio, un lugar donde el agua toma un protagonismo destacado a todas luces, tanto, que es la estrella principal de todo el complejo, hablo, por supuesto, del Siam Park, el parque acuático más grande de Europa (casi nada) y el mejor del Mundo según Tripadvisor (yo les creo).

tornado-wave-siam-park-tenerife-canary-islands-spain-green-white-four-person-raft

La familia Kiessling ha sido la promotora del complejo, una de las familias más populares en la isla en lo que al sector turístico se refiere, suyos son también uno de los zoológicos más importantes de España, el Loro Parque (cuyo éxito se ha perpetuado durante cuarenta años) y el lujoso Hotel Botánico (donde me alojé, por supuesto), los dos en el Puerto de la Cruz, Tenerife. A principios de siglo decidieron dar un paso más y construir otro parque temático, esta vez en la costa de Adeje, al sur de la isla. En 2004 pusieron la primera piedra finalizando su construcción en el año 2008 mediante una inversión de 62 millones de euros (68 millones de dólares).

No tuvieron la deferencia de invitarme a la inauguración el 15 de septiembre de 2008, a la que sí asistió la Princesa Maha Chakri Sirindhorn de Tailandia, pero, como no soy rencoroso, ya les perdoné hace tiempo (eso sí, cuando termine mi futura y espléndida construcción, me pensaré si devolverles el trato). La presencia de la Princesa no era casual, el estilo del parque es tailandés y fue diseñado por el Catedrático de la Universidad de Bangkok, el profesor Ruetai, nadie mejor para trasladar a Occidente la esencia de los símbolos religiosos y creencias de esa parte de Oriente, en lo que a ambientación y esculturas se refiere, claro.

med_200971075127

El parque se distribuye en 185.000 metros cuadrados y está preparado para soportar la visita de 7.500 personas al día. Su exótica decoración oriental se distribuye por todo el complejo, haciendo guiños a las diferentes generaciones, y convirtiéndose en un verdadero lugar de ocio para la familia. Para llevar la construcción a cabo, los Kiessling recorrieron medio Mundo en busca de ideas con las que realizar el mejor parque acuático que podían soñar, así nació Siam Park, por cierto, Siam es el nombre de un Reino que desapareció en 1932, abarcaba varios países de Asia y su capital era Ayutthaya, actual Bangkok.

lowspnaga2

Jose Luis Olcina, ingeniero de caminos, canales y puertos y Philip Mayfield, otro profesional con una larga experiencia en la ingeniería del agua, fueron contratados para dirigir las obras del complejo, ellos son los principales responsables de parte del éxito. No obstante, Christoph Kiessling, director del complejo, dirigió y supervisó toda la obra, desde el primer boceto ofrecido por el profesor Ruetai, el señor Olcina y la compañía Proslide Technology Inc, responsable ésta última de instalaciones acuáticas en buena parte del Globo, de hecho, presumen de ser pioneros en las principales invenciones en toboganes desde 1986 (habrá que creerles).

med_200971074710

Otro actor importante, e italiano como mi acompañante, es el diseñador Paolo Bonanno, al que dejaron total libertad para crear la decoración del parque, y que tuvo a bien viajar a Tailandia y Camboya para inspirarse “in situ”, todo un acierto si me permiten añadir. Una característica más de este parque es la implementación de la mayor calidad tecnológica en sus instalaciones, así, pretenden marcar la diferencia mediante la excelencia y la calidad (no parece mal camino) respetando al máximo el medioambiente. Para ello filtran hasta 600 metros cúbicos de agua por día que extraen del mar, tratan en una desaladora y se usa por todo el recinto para, finalmente, terminar depurándola y aprovechando para aguas de riego.

Siam Park ofrece también espacios multidisciplinares para eventos, convenciones, musicales y hasta una escuela de surf (obviamente, a mi no me hace falta). Incluye, como no podía ser de otra forma, restaurantes, bares, una playa y zonas comerciales donde poder llevarte algo para recordar (que no sean fotos, por supuesto). Para paliar el gran consumo energético que caracteriza un parque de estas dimensiones, poseen la única planta de gas natural de las islas (curioso que no haya más ¿no?) que es empleada en templar el agua por la que te deslizas en sus toboganes.

siam_beach

Siendo conscientes de que el producto más comercial de las islas es el sol, han decidido apostar por las energías renovables invirtiendo en la financiación de SOLTEN II, y generando hasta 756 kilovatios de energía por este medio, aunque su idea es alcanzar los 2.035 kilovatios en un segundo proyecto. Si hablamos de precios la entrada sólo cuesta 39 euros (19 para los residentes) y, con suerte, puedes alquilar la cabaña por (sólo) 400 euros la noche, no te arrepentirás, créeme. Pero ya veis lo rápido que me desvío de mi principal objetivo, el elemento natural por excelencia y constructivo por necesidad.

Se dice que el agua es el oro líquido, y es una gran verdad. El agua no sólo nos hidrata y refresca, también es parte de todos los procesos industrializados. Sin ella no existiría ningún avance científico o tecnológico. Racionalizarla se ha convertido en toda una obsesión, por lo que este parque acuático es un ejemplo de lo que debemos hacer. No importa la cantidad de agua que utilicemos, lo que importa es que se use debidamente y, sobre todo, que no perdamos ni gota. Para ello utilizaremos una correcta instalación y materiales adecuados. Como criterios básicos buscaremos siempre el camino más corto para las tuberías, la menor presión posible (aprovechando la gravedad) y no almacenaremos más de la necesaria. La velocidad del agua se mide en metros por segundo, si esta velocidad es excesiva puede producir roturas en las tuberías y si es escasa producirá sedimentaciones.

 med_200971074934

El agua se transporta por presión, más exactamente por diferencia de presión entre dos puntos, así que cuando elevamos agua tenemos que vencer la fuerza atmosférica, el peso del líquido y el rozamiento con las paredes de las tuberías. Hace unos años la Universidad Carlos III de Madrid, realizó un estudio sobre cómo transportan los árboles el agua… pudiendo hacerlo a más de 100 metros por succión, con estudios como éste algún día se logrará transportar el agua sin necesitar un elevado consumo energético. Con su última incorporación, la atracción Shinga, el Siam Park incluye en su interior la friolera de dieciséis formas diferentes de disfrutar del agua… ¿No te apetece probar alguna de estas formas de estar con el agua al cuello? Adiós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s