Un Museo cada Navidad

Los museos son edificios dignos de visitar, sobre todo los de última generación, que definen la vanguardia arquitectónica.

001-museo_soumaya_plaza

A sus sesenta y tres años no sabía, exactamente, de donde había sacado la idea, pero le encantaba. Como las grandes ocurrencias la materialización del acto era bien sencilla: Un Museo cada Navidad, así de simple. Durante el año decidía, pacientemente, cuál de todos los museos del Mundo visitaría, más tarde reservaría vuelo y estancia en fechas cercanas a la Navidad, probablemente utilizaría viajes El Corte Inglés, como siempre lo había hecho.

El primer sitio que visitó no podía ser otro que el Louvre, el museo más famoso del Mundo, un complejo imposible de visitar en tan sólo unos días, así que tendría que volver más temprano que tarde. Para no repetir, el segundo año visitó México, concretamente el Museo Soumaya, una increíble edificación que no deja indiferente a nadie, tal y como su filántropo creador, el señor Carlos Slim. No pudo evitar sentir algo de empatía cuando descubrió que Soumaya había sido el nombre de la esposa del multimillonario, sólo quién pierde a un ser querido sabe cuán importante es perpetuar su memoria.

002-014_soumaya_image_by_rafael_gamo_05

Pero las lágrimas las guardaría para más tarde, ante ella un espectacular trapezoide en movimiento, diferente en cada ángulo, la estaba observando, nunca mejor dicho debido al reflejo proyectado por los 16.000 hexágonos de aluminio plateado, “¿En qué estaría pensando este muchacho?, reflexionó, refiriéndose al proyectista Fernando Romero, creador del diseño y fundador del grupo de arquitectura FR-EE. El museo se eleva hasta los 45 metros de altura y comprende una superficie de actuación de 17.000 metros cuadrados.

Su interior se distribuye en seis plantas, donde se exponen más de 60.000 obras de arte en 6.000 metros cuadrados de exposición. Su particular forma exterior no permite la entrada de luz, salvo en la última planta donde una claraboya atraviesa una colosal estructura metálica que permite que la planta sea totalmente diáfana. Disfrutó visitando el auditorio para 350 personas, la biblioteca, las oficinas, el restaurante (por supuesto) y la tienda de souvenirs.

003-optimize-jpg__1160x800_q85_crop_upscale

No pudo dejar de pensar en lo mucho que disfrutarían su hija, arquitecta técnica (su orgullo) y su yerno, jefe de obra (su tormento) destripando la ejecución del edificio. En su honor indagó un poco, la construcción se soporta mediante 28 pilares metálicos curvos, colocados de forma no reticular, haciendo que el espacio se pueda disfrutar en diferentes dimensiones interiores. Sus forjados son de hormigón armado, conformándose así una estupenda estructura mixta, en la que dos sistemas estructurales distintos trabajan al unísono combinando sus propiedades, en este caso la rigidez del hormigón y la versatilidad del acero.

Le describieron cómo habían realizado la envolvente mediante un entramado de perfiles de acero, que soporta una retícula tubular con, nada más y nada menos que, casi 100.000 elementos de los que enganchan los 16.000 hexágonos, cubriendo así los 10.000 metros cuadrados de fachada. El secreto de la distribución y colocación de esta curiosa envolvente está en la empresa Gehry Technologies, cuyo propietario es Frank Gehry, especializada en la recreación de los elementos a construir mediante un modelado informático en 3 dimensiones específico, analizando la inclusión de las instalaciones y otros elementos del edificio.

LAR /Museo Soumaya

La inauguración del museo se produjo el 29 de marzo del año 2011, y fue todo un acontecimiento en el país. Le gustó mucho la sala 6, La Era de Rodin, una de las colecciones más importantes sobre Auguste Rodin fuera de Francia, también disfrutó del ambiente blanco del interior del edificio y de su pavimento de madera, siempre le gustó la madera. Para su tercer viaje decidió irse a Polonia, en concreto, al Museo de los Judíos Polacos, allí conoció un experto en arte Hebreo que la acompañó por todo el recinto, explicándole curiosidades y aclarándole hechos históricos.

Sentada frente a la Muralla de Ávila, trataba de decidir qué museo iba a visitar en su cuarto viaje. Había reducido la lista a dos, el primero el Petersen Museum Automobile, en Los Ángeles, dedicado a la exhibición de coches de carreras, automóviles antiguos, motocicletas y vehículos de algunas de las más importantes películas de Hollywood. Recientemente ha sido remodelado por la importante firma arquitectónica KPF, cuya principal aportación (no la única) ha sido rodear el edificio con 308 cintas de acero inoxidable por la parte exterior, y de aluminio rojo por la parte interior. Estas cintas dan sentido del movimiento y están sujetas a 25 soportes de acero tubular por más de 140.000 tornillos que imitan a los sujetadores de los automóviles antiguos.

005-petersen-automotive-museum_cultural_cars_kpf_los-angeles_usa_dezeen_1568_4

En el interior una impresionante escalera de caracol te conduce a las 25 salas temáticas del museo, en total 8.825 metros cuadrados en tres pisos donde puedes disfrutar de coches de las décadas de los 50 y los 60, del Bat-móvil (el coche de Batman) y de otras rarezas como el Aston Martin DB5 de la película Goldfinger. Le apetecía mucho visitarlo, pero también le apetecía ver el Mu Xin Art Museum, construido sobre un lago en la provincia china de Zhejiang y diseñado por el estudio neoyorquino OLI Architecture, está dedicado al artista y escritor Mu Xin, con más de 6.700 metros cuadrados de exposición.

Inaugurado el 15 de noviembre de este año (2015), el museo se ha inspirado la larga tradición del lugar (más de 1.000 años) de vivir cerca del lago. Para ello se han creado unos volúmenes de hormigón que, surgiendo del agua, parecen flotar, unidos por pasarelas según las necesidades, en total ocho galerías exponen la obra del afamado artista. La espectacular superficie irregular del hormigón y las diferentes claraboyas y ventanas le dan un particular juego de luces al complejo. Decidir entre los dos museos iba a ser difícil, le recordaban a su segundo viaje: el acero y el hormigón, utilizados de diferentes formas según su naturaleza.

006-mu-xin-art-museum_oli-architecture_dezeen_1568_1

Mientras decidía se sentó al lado un apuesto joven, su cara era muy popular, enseguida entablaron conversación y le explicó su dilema. Pareció francamente encantado con la idea de visitar un museo al año, y se mostró como un gran conocedor de diferentes arquitecturas y elementos constructivos, al final, sonriente le dijo: Si tienes dudas lo mejor es buscar un tercer museo que sirva para desempatar, curiosa respuesta, pensó, “¿y tú cuál me aconsejarías como tercera opción?, le preguntó, Rodolfo, sonriente, le respondió: Más que indicártela, si me lo permites, te llevaré a ella, está en Brasil.

(Continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s