Las vistas a Central Park del ático de Florentino Pérez

Los precios de los áticos que circundan el parque más famoso del Mundo no paran de subir, el precursor de este fenómeno tiene nombre: el One57

001 daytime-aerial-shot2-evan-joseph

Nikolai no paraba en Nueva York, la ciudad se había convertido en el patio de sus inquietudes, en el motor de sus deseos. Para él, la populosa urbe de Norteamérica no dejaba de ser un estupendo lugar para experimentar con su recién estrenado título de Arquitectura, un sitio donde empezar a conquistar el Mundo (ese era el plan), para, con suerte, compartirlo algún día con su añorada española (Sandra), de la que tuvo que despedirse hacía ya casi un año.

El idioma lo dominaba desde antes de aterrizar, el dinero tampoco era un problema (por ahora), pero nadie le había preparado para el curioso sentido del humor de los neoyorquinos, le hacía recordar al polifacético Woody Allen, salvando las distancias, claro. Con todo, se había hecho un perfil erróneo de lo que le esperaba en la ciudad, contra todo pronóstico, se sentía en casa de una forma que no podía explicar, sencillamente, no podía.

002 57TH1-1-4_S

Uno de sus deportes favoritos era, obviamente, analizar edificios, en concreto le tenía echado el ojo a varias mega-construcciones que se disputaban una sola calle: la 57. Hay quién piensa que esta calle será la más cara del mercado inmobiliario Mundial, aunque eso sólo lo dirá el tiempo (con permiso del mercado), a Nikolai no se le escapaba que los grandes inversores veían con buenos “ojos” tener una propiedad mirando al Central Park.

003 Landmark

El edificio que había sido precursor de esta escalada de precios es el denominado como One57, todo un icono que pasará a la historia por ser el primer edificio residencial en alcanzar los 306 metros de altura en el Hemisferio Occidental, más tarde le arrebataría este título otro rascacielos impresionante, el 432 de Park Avenue (también en la calle 57). El arquitecto, Christian de Portzamparc, premio Pritzker de Arquitectura, empezó el diseño en el año 2.005, mientras se barajaba la compra de los terrenos.

No fue hasta el año 2.009 cuando se emprendió la construcción, con la crisis encima (literalmente), la empresa Extell Development Company no quiso ni oír hablar de frenar el proceso, la obra comenzó. El complejo posee 75 pisos (aunque se publicita con 90 plantas) donde se distribuyen un total de 74.353 metros cuadrados construidos, dando cabida a 94 residencias de lujo, 210 habitaciones de hotel y 65 apartamentos para alquilar. Otro record del inmueble fue el de superar la barrera de los 100 millones de dólares (88 de euros) por la venta de una propiedad en el cercano 2.014.

004 57TH1-1-3_S

Nikolai llevaba poco tiempo viviendo en los Estados Unidos, pero ya se había hecho amigo de varios arquitectos de la zona y tenían por norma entablar charlas sobre sus impresiones una vez por semana. Se sorprendió bastante de los comentarios negativos de sus colegas respecto al One57, no esperaba el rechazo, según ellos la pretenciosa torre desvirtuaba el cielo de Central Park.

005 spa-lounge

Pero él no estaba de acuerdo con sus colegas, la torre representa fielmente el movimiento pixelado de la elegancia, combina cristales de dos colores de forma viva y desordenada, elevando aún más su estilizada figura. Desde el parque más famoso del Mundo se observa la pre-eminencia del inmueble, un logro fusión de la ingeniería moderna y la arquitectura de siempre.

En su interior, el diseñador de origen danés Thomas Juul-Hansen ha dibujado un entorno acogedor y pragmático, para aprovechar las impresionantes vistas del inmueble, sobre todo en los áticos, donde los 360 grados de paisaje determinan brutalmente la estancia. Para hacerlo, ha combinado paredes blancas con suelos de roble o Rosewood (madera muy apreciada en la fabricación de guitarras) con patrón de espina de pescado. También se ha colocado una gran cantidad de mármol italiano, lo mejor para el mejor.

006 203232163

Un atractivo añadido al edificio es la convivencia con uno de los hoteles más lujosos, el Park Hyatt, gracias a él los residentes pueden contar con centro de Wellness, una espectacular piscina cubierta, servicios de habitaciones, catering, spa de lujo, servicio de limpieza (siempre necesario), salón de baile, lavandería, restaurante y, no menos importante, un centro de negocios.

007 05_LivingDining_10-28_FINAL_8k_030

La empresa ha mantenido bien ocultos los nombres de sus inquilinos, se rumorea que hay algún ruso multimillonario, pero no está aún confirmado, hay también otro rumor que indica que este hermético cerrojo a la información es para beneficiar la inversión extranjera. Nueva York es vista por muchas personalidades como un “refugio seguro” a sus inversiones. A principios de año saltó a los medios de comunicación españoles que uno de sus empresarios más internacionales, Florentino Pérez, había comprado un ático en el edificio por 44 millones de dólares (39 de euros).

Una tarde Nikolai entabló amistad con parte del personal del edificio, en un alarde de agallas le enseñaron parte del inmueble, incluyendo un ático aún por vender. El ruso entró por una discreta entrada en la calle 58, evitando así al portero (24 horas), le enseñaron el comedor privado, la sala de eventos con cocina, la biblioteca con mesa de billar, el enorme acuario, el gimnasio privado y el estudio de yoga, además de la habitación donde se cuidan las mascotas y el parking de vehículos y bicicletas.

009 pool

Se enteró que el estudio de arquitectura responsable del seguimiento de las obras fue SLCE Architects LLP, que el estudio que se encargó del diseño del Hotel Park Hyatt fue Yabu Pushelberg, que la no menos importante empresa Vidaris se encargó de la espectacular fachada de 82.000 metros cuadrados, incluyendo la curiosa forma de la cubierta y el monitoreo general de la ejecución. La empresa, fundada en 1.923, tiene en su haber obras como el One World Trade Center, el Whitney Museum of American Art o el One Madison Park.

008 living-room

Los precios actuales de las residencias oscilan entre los 58,5 millones de dólares (51,5 de euros) en la planta 83, de 580 metros cuadrados y los 3,5 millones de dólares (3,08 de euros) por 94 metros cuadros en la planta 34. Los alquileres van desde los 95.000 dólares (83.500 euros) por 410 metros cuadrados en la planta 59 a 25.000 dólares (22.000 euros) por 186 metros cuadrados en la planta 56.

010 151215_EJ_157_W_57_0003.0

La empresa de Ingeniería WSP Parsons Brinckerhoff identificó los problemas que pudiera tener la estructura, para ello recreó el famoso túnel de viento, mediante el cual se somete al teórico edificio a las acciones meteorológicas antes de su construcción. Ellos explican que se habla de un edificio esbelto cuando la relación alto-ancho es de 7-1, el One57 tiene una relación de 8-1, a la que se ha llegado utilizando hormigón de alta resistencia (más de 83 Mega Pascales) en pilares y paredes de carga.

011 back-room-wine-cellar

Nikolai se despidió de sus nuevas amistades en la puerta del rascacielos, reflexionaba sobre responsabilidad de realizar un edificio de alto standing como éste, cuanta mayor es la exigencia mayor es la complejidad. Debemos estar siempre a la vanguardia, el futuro no se parará a esperarnos, solía decir un antiguo profesor, de repente, sintió una mano sobre su hombro, mientras escuchaba una conocida voz femenina en un claro y nítido español: “¿A qué se dedica un ruso en Nueva York?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s