Michael J. Fox vende su casa rústica

Michael J. Fox y Tracy Pollan venden su casa rural en Connecticut, una hermosa residencia unifamiliar donde olvidarse del Mundo.

Sharon-3

Hans miró directamente a su interlocutora, pero sólo un segundo, después viró la cabeza a la pared, donde había un cuadro ligeramente inclinado. No sé qué tiene de bueno este día, ni siquiera sé por qué lo dice en plural, y, a todo esto, no sé cómo se llama, a Lorna no le gustó el tono (monótono y lineal) pero entendió por qué actuaba de esa forma, tenía un claro síndrome de Asperger, lo que no comprendía muy bien era qué hacía allí él solo.

Mi nombre es Lorna, y soy una comercial de la inmobiliaria en la que has entrado, Hans, ya me han dicho desde recepción tu nombre, pero no me han sabido explicar qué es lo que quieres, ¿podrías hacerlo tú?. Habló con tranquilidad, sin utilizar bromas o sarcasmos, estaba familiarizada con este síndrome (que no enfermedad), sabía lo difícil que era el trato social para estas personas y procuró no hacérselo más difícil de lo que ya lo tenía. Hans pareció relajarse, el tono conciliador le provocó cierta tranquilidad, sin dejar de mirar el cuadro dijo: Quiero la casa de Fox y Pollan, Lorna, ¿tú me la puedes conseguir?.

Sharon-5

Por supuesto, sabía de qué casa hablaba su nuevo cliente, de hecho, ella había subido a la web los datos. El fabuloso hogar que se habían construido en 1.997 Michael J. Fox y Tracy Pollan en el pueblo de Sharon, en Connecticut (EEUU), era una de las joyas de la corona, una perita en dulce para todo vendedor inmobiliario, sobre todo ahora, que la gráfica de ventas empezaba a elevarse de nuevo.

Sharon-7

Si no recordaba mal, fue en 1.991 cuando le diagnosticaron Parkinson al artista, aunque no lo hizo público hasta 1.998, después de construida la casa. Con todo, la residencia no se diseñó como una Mansión, sino que se configuró como una vivienda unifamiliar, ese era el deseo de sus propietarios, para disfrutar de un entorno familiar y agreste. El hogar está rodeado de 72.37 acres, lo que equivale a 293.000 metros cuadrados de naturaleza, además de estar cerca de propiedades de la familia Pollan.

Sharon-8

Hans se estaba impacientando: el arquitecto fue Charles Myer, que orientó la vivienda hacia el oeste. Le mandó los croquis a Fox en servilletas, donde se podía vislumbrar un salón principal de doble altura desde el que se distribuía el resto de estancias, fue el mismo Michael quién había visto esta distribución de pequeño en una vivienda de la Columbia Británica y le había gustado muchísimo, así que, en resumidas cuentas, convirtió un sueño en realidad. Lorna, yo quiero esa casa, ¿puedes conseguírmela?

 Sharon-10

La especialista admiró los conocimientos de Hans, sabía que estaban publicados en prensa, pero aun así no era común que los memorizaran tanto, con tiento, habló de nuevo: Lo primero que tenemos que hacer es averiguar si es la casa correcta para ti, Hans, para ello te la voy a describir un poco. Tiene 464 metros cuadrados divididos en 6 camas, 5 cuartos de baño, un edificio adyacente con las habitaciones para los huéspedes en planta alta y los garajes en planta baja.

 

 

El salón principal tiene un estupendo techo abovedado con cerchas de madera, por cierto, este material es el verdadero rey del lugar, dado que sirve como estructura principal, protege de las condiciones atmosféricas en forma de tejas en la cubierta y en los muros exteriores, es el elemento de revestimiento (en paredes interiores y techos) y, por si fuera poco, adorna mediante muebles antiguos las diferentes estancias.

Sharon-13

No sé si sabías que la madera es la mejor materia prima para construir. Es versátil, estética, duradera, estable y, por si fuera poco, es el único material de construcción capaz de reducir las emisiones de CO2 durante su transformación. Es reutilizable, reciclable y hasta recuperable, en ese sentido en el terreno construyeron una cabaña con maderas traídas de Vermont, todo un ejemplo de reutilización y concienciación medioambiental. También es un aislante térmico y acústico natural, lo que la convierte en un elemento crucial para la creación de casas Passivhaus (viviendas con gasto energético casi nulo).

Sharon-14

La vivienda tiene, por supuesto, biblioteca, oficina y una fantástica piscina donde pasar tus mejores días. Todo fue construido por la empresa Richard E. McCue, uno de los profesionales del sector en esta zona del Orbe. Si hablamos de estilos podríamos definir la construcción principal como de estilo Adirondack, éste representa el modelo rústico americano, fue promovido por Thomas Lee en 1.903, que creó una hermosa silla robusta para charlar con amigos y familiares mientras te tomas el aperitivo.

 

 

Tracy y Michael encargaron al fantástico diseñador Marc Charbonnet el interior de la casa, ya lo había hecho con su apartamento de New York, así que iban sobre seguro. Marc, concibió todo el interior en estilo Cottage (o Country Chic), inmediatamente convenció a los propietarios para ubicar en el salón una enorme alfombra de 11,30 por 4,70 metros, ni me imagino lo que les costaría (aunque dicen que consiguieron un buen precio). Ambientó con una mezcla de tonos oro, beige, ocre, verde y carbón, que pegan muy bien con el estilo rústico.

Sharon-17

Otras curiosidades de la vivienda son un edredón inglés de mediados del siglo XIX, varias alfombras antiguas que se reparten por las diferentes estancias, puertas de estilo francés (esas conformadas por un marco que contiene varios cristales en su interior), frisos en el salón, la cocina y el dormitorio principal realizados por Rafael Pimentel, al que acude mucho Peter Marino, o la reproducción de un arcón del siglo XVIII, que esconde un televisor para verlo desde el sofá o la cama (ideal ¿no?).

Sharon-18

Para no cansarte terminaré hablándote del exterior, donde el paisajista Jean Brooks ha realizado un estupendo trabajo, salvando un antiguo roble, colocando paseos de muros de piedra y distribuyendo el lugar para crear un confort natural de primer nivel. Por allí puedes pasear visitando el estanque (con puente y todo), y puedes hacerlo a pie, o con uno de los caballos del establo. Todo por sólo 4,25 millones de dólares (3,81 millones de euros)

Sharon-19

Con estas palabras Lorna miró fijamente a Hans, que, de forma increíble, le devolvió la mirada, ésta le preguntó si tenía dinero suficiente para comprarse la vivienda, teniendo en cuenta, además, que habían otras cuarenta y dos personas interesadas en el inmueble. Hans estuvo en silencio unos segundos, tras lo cual le dijo: Lorna, Lorna, Lorna, tienes un cuadro que está inclinado 1,49 grados sobre su eje horizontal y, además, no me has contestado todavía a si me vas a ayudar a conseguir la casa de Fox, ¿Qué voy a hacer contigo, Lorna?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s