La fiebre de los edificios de oro

El color del Oro nos vuelve locos, hasta tal punto, que ya son múltiples los edificios que presumen de él, la mayoría construidos en este siglo.

001 Marques de Riscal

Todo empezó un 20 de diciembre, en las redes sociales (como no), los inocentes actores del juego no podrían haber imaginado nunca la repercusión mediática que tuvo, más tarde, muchos eruditos, en radios y televisiones de todo el Orbe, señalarían el fenómeno como el efecto “Golden Selfie”. Isaac llevaba varios años trabajando como enfermero en Francia, aún tenía muchos vínculos con su amada tierra, pero se había adaptado bien a Lyon, ciudad en la que ejercía como enfermero.

El día de autos, se despertó temprano (como siempre) para ir al trabajo, estaba residiendo en un espectacular complejo de edificios llamado “Le Monolithe”, cuya superficie en planta abarca los casi 9.000 metros cuadrados y desarrolla un total de 32.000 metros cuadrados edificados. Lo maravilloso del complejo no es sólo su multifunción, albergando oficinas, retail, aparcamientos subterráneos, viviendas en propiedad y en alquiler totalmente adaptadas, sino que, además, el 80 por ciento de sus necesidades energéticas las producen fuentes de energía renovables.

002 Le Monolithe

El complejo, construido en 2.010, está diseñado por cinco estudios de arquitectura, y desarrolla en su parte longitudinal un increíble parque interior. Isaac se metió en el coche cuando, de pronto, sintió el impulso de enviarle una foto a su pareja. Ya en el exterior se paró frente al edificio diseñado por el estudio de arquitectura ECDM, una fantástica y luminosa composición a base de paneles metálicos color oro, sonriente se sacó un selfie y lo subió a las redes con un curioso lema: “Cariño, tienes un corazón de Oro”.

003 Le Monolithe

A Nagore, su pareja, le llegó la imagen, estaba a punto de coger su vehículo para ir a trabajar en uno de los mejores Hoteles del Mundo, el Marqués de Riscal, rápidamente, planeó la contestación idónea. Cuando llegó al ondulado edificio, único hotel diseñado por el famosísimo arquitecto Frank Gehry (si, el del Guggenheim de Bilbao) se situó de espaldas a él y mostró su mejor sonrisa a la cámara, apretó el botón y escribió unas palabras: “Tengo una imaginación de Oro”.

El hotel se inauguró en el año 2.006 y Nagore empezó a trabajar en él en 2.011, era muy feliz allí, y se alegraba enormemente de tener el lujo de poder vislumbrar la estupenda obra de Gehry casi a diario. Enormes y caprichosas olas de titanio envuelven el edificio en tonos rosa, oro y plata, en referencia al vino de las bodegas Marqués de Riscal. La foto viajó por los medios digitales y, en otra parte del mundo, decidieron continuar con el “juego”.

004 Marques de Riscal

Esta vez fue una amiga de la pareja (Julia) que estaba de vacaciones en el distrito de Erding, Alemania, la que continuó con la cadena de oro. Al ver las fotos de Nagore e Isaac recordó que muy cerca de su residencia había visto un edificio no menos brillante, el Museo de Erding, un antiguo inmueble al que habían anexado un nuevo volumen cubierto por tejas de cobre, tratadas para no envejecer. Los diseñadores, Walbrunn Architekten, habían hecho todo lo posible para no pasar desapercibidos (y lo estaban consiguiendo). La construcción finalizó en 2.012 y Julia no tuvo ningún reparo en posar para los medios con el siguiente lema: “¡La cultura es Oro!”.

006 Museum Erding

Fue entonces cuando se internacionalizó el “asunto”, dado que un alemán llamado Redmond, residente en Melbourne, la ciudad universitaria por excelencia, que no tenía ninguna relación con los españoles, se embarcó en la aventura con una espectacular selfie en el nuevo edificio de la Universidad de Deakin, donde estudiaba. La construcción, diseñada por Woods Bagot y finalizada en 2.014, representa dos volúmenes que se levantan expectantes, para dar mayor sensación de intrepidez, las fachadas se esconden tras lamas verticales de color plata y oro (por supuesto). En la red, el alemán escribió: “Aquí, buscando Oro en Australia”.

007 Universidad de Deakin

A estas alturas era casi imposible averiguar quién fue el siguiente en retratarse con un edificio de color oro. Muchos selfies se hicieron delante del estrambótico, pero audaz, inmueble diseñado por Knowspace para el palacio de justicia de St. Pölten, en Austria, cuya construcción se culminó en 2.011. Un imponente volumen con huecos de diferentes dimensiones practicados en una fachada de aluminio y cobre. Al pie de las fotos, comentarios como: “La justicia vale Oro” o “Como se forra la justicia de Oro”, para todos los gustos.

009 Sankt Poelten

Otro paquete de imágenes se distribuyeron por los medios desde el Reino Unido, concretamente, muchas personas posaron delante del complejo The Hive (La Colmena), en Worcester. En 2.012, los arquitectos Feilden Clegg Bradley Studios, pusieron su mejor voluntad en crear esta maravillosa biblioteca universitaria que alberga, además, el archivo del Condado, un museo de la historia local y una residencia para expertos. Un caparazón de escamas de cobre protege el complejo y, como referencia al pasado, los edificios culminan simulando unas chimeneas industriales que proporcionan luz y ventilación (genial). El comentario más repetido en las redes era: “¡Mirad! ¡Hemos construido unas fábricas de Oro para salirnos de Europa!”.

010 The Hive

Uno de los edificios más “demandados” estaba en París (Le France), en el barrio de Boulogne-Billancourt, el nombre lo dice todo, el Golden Cube (cubo de oro) fue diseñado por Hamonic + Masson y se trata de una residencia de estudiantes con 156 apartamentos. Es de reciente cuña dado que su construcción finalizó el año pasado (2.015), y muestra una divertida composición de cubos matizados por chapas troqueladas y rehundidos dando vida a las terrazas individuales. Las redes se llenaron de parisinos que sonrientes escribían frases como: “Bienvenidos a la residencia de Oro del Rey Midas”“¡¿Quién me ha robado mi cubo de Oro?!”.

011 Golden Cube 

En Italia no se quedaban atrás presumiendo de construcciones que brillan, cientos de italianos y turistas se acercaron al Centro de Arte de la Fundación Prada en Milán para retratarse con una de las obras más llamativas de Rem Koolhaas (que ya es decir). La labor de rehabilitación de una antigua destilería está dando lugar a uno de los centros culturales más modernos y atrevidos del país, marca Prada, obviamente. Uno de los edificios ha sido revestido con Oro de 24 quilates… así que frases como: “Italia sí que sabe vestirse de Oro” o “Este edificio vale su peso en Oro” eran muy habituales en las redes.

012 Fundacion Prada

La prensa encontró un filón de Oro en esta explosión de júbilo, titulares como “Ataca la fiebre del Oro” o “¿Vivimos una edad de Oro?” se reproducían por todo el Orbe. Isaac y Nagore habían hecho felices a más personas de las podrían imaginarse nunca, les hicieron entrevistas en el New York Times de Estados Unidos o el Yomiuri Shimbun de Japón (el periódico más leído del mundo), pero, cuando pasó el estruendo, sólo les quedó la enorme alegría de haber iniciado el “Golden Selfie”, las Redes, son así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s