Los rascacielos más alucinantes del futuro Manhattan

La construcción de rascacielos está de moda en la ciudad más popular del Orbe, os enseñamos las propuestas más llamativas… ¡Por ahora!

PLANREFORMA-clientes-para-profesionales-arquitectura

El arte y el ingenio son las más admirables y apreciables herramientas de la humanidad, ellas son capaces de formalizar vínculos entre culturas y pensamientos opuestos. No existe duda alguna, el mejor regalo que le puedes hacer a tu vecino es una recreación artística o una solución ingeniosa. Siguiendo este razonamiento, no es de extrañar que la ciudad más popular del Orbe se llene con propuestas arquitectónicas de lo más variopinto, las cuales nos entretienen a la vez que nos hacen soñar con otras posibilidades. El ingenio llama al ingenio.

001 the-big-bend-story-new-york-city-oiio-studio_dezeen_hero-1

La última propuesta que llena nuestras retinas de sorpresa (y sobrecogimiento) es un proyecto de OIIO, se llama The Big Bend Skyscraper (la Gran Curva), y desborda imaginación y (entiendo) ironía, al considerarse como el rascacielos más largo del Mundo con 1,22 kilómetros entre sus dos extremos, alucinante propuesta, en la que no se distingue entre realidad e irrealidad. Según dicen sus propios creadores, este edificio trata de poner en relieve la lucha entre las empresas inmobiliarias por tocar el cielo de Nueva York.

002 the-big-bend-story-new-york-city-oiio-studio_dezeen_4

Las compañías de Real Estate neoyorquinas están sacando provecho a la modificación de la normativa urbanística de la ciudad, por la que se pueden adquirir derechos sobre el aire (esta frase es de siquiátrico) de los edificios vecinos. Así, los diseñadores del Big Bend han llevado al extremo esta normativa, adueñándose, mediante una estilizada estructura, de la vista superior de un edificio protegido. Ellos muestran orgullosos sus infografías, donde un señor mira al suelo desde la parte alta de la curva, y donde el estilizado e interminable rascacielos imita al popular edificio de Viñoly para el 432 de Park Avenue… (¿Burla o guiño?).

003 the-big-bend-story-new-york-city-oiio-studio_dezeen_5

Siguiendo con las posibilidades que ofrecen los rascacielos os debo confesar que me ha sorprendido gratamente la propuesta del arquitecto Mark Foster Gage, cuya obsesión con el estilo Gótico se hace patente en un espectacular edificio lleno de referencias aladas y gárgolas de hormigón. El complejo alcanzaría las 102 plantas residenciales y sus cuatro caras serían idénticas entre sí… lo único simétrico, por lo demás, la fachada está compuesta por una cambiante morfología de cemento bronce y cristal.

004 41-West-57th-Street_Mark-Foster-Gage-Architects_New-York-City_Gothic_skyscraper_102-storey_dezeen_936_2

Para Gage (decano adjunto de la Universidad de Yale) la mayoría de los nuevos rascacielos son “cajas cubiertas por muros cortina de cristal”, faltos de arquitectura. Su edificio está diseñado para verse diferente según la distancia desde la que se vislumbre, así como para que cada residencia sea única. En su centro, cuatro espectaculares balcones de hormigón parecen volar sobre la ciudad y en la cima un mirador rodeado de estructuras metálicas ofrece vistas incomparables. Está claro que Gage no se parado a pensar mucho en el coste que tendrían las intrincadas fachadas…

 

Otros rascacielos a tener en cuenta para el futuro son los que se presentan al concurso anual de la prestigiosa revista Evolo Magazine, que se han ganado la admiración y la crítica de buena parte del mundo de la arquitectura. El año pasado resultó ganador el proyecto liderado por Yitan Sun y Jianshi Wi, en el que proponen un rascacielos horizontal rodeando el Central Park. El New York Horizon se adentra hacia las profundidades del parque descubriendo su lecho rocoso.

009 Evolo-2016-Skyscraper-Competition-Winner-slideshow_dezeen_1568_0_v2-936x669

Este rediseñado parque permitiría la práctica del senderismo, la escalada, la natación y otras actividades al aire libre. Su fachada de cristal reflejaría fielmente el terreno natural, creando la ilusión de un parque infinito en el centro de Manhattan. El complejo tendría 30 metros de ancho y 300 de altura, creando 18 kilómetros cuadrados de superficie construida (80 veces más que el Empire State Building) donde coexistirían apartamentos, comercios de retail, museos, bibliotecas, y un largo etcétera con increíbles vistas al parque (el sueño de todo agente inmobiliario).

010 Evolo-2016-Skyscraper-Competition-Winners_dezeen_936_1

Aunque, puestos a sincerarse, prefiero el rascacielos que quedó segundo en dicho concurso, The Hive (La Colmena), un edificio ideado por Hadeel Ayed Mohammad, Yifeng Zhao y Chengda Zhu cuyo uso no sería ni residencial ni comercial, ¡¡sería una Terminal Aérea!! Una terminal para aviones no tripulados de hasta nueve tamaños diferentes, con una fachada con nódulos salientes y entrantes para acoplar los aparatos, una fachada cambiante (fantástico). Esto serviría para descongestionar mucho el tráfico aéreo, está claro.

011 Evolo-2016-Skyscraper-Competition-Winners_dezeen_936_4

Otro rascacielos bastante singular fue propuesto por el estudio de arquitectura ODA para el 305 Este de la calle 44, ellos han apostado por recrear los típicos patios traseros urbanos… ¡a gran altura! Proporcionando momentos típicos de la vida urbana en un nuevo concepto vertical. La torre estaría compuesta de 41 plantas de altura y hasta siete de ellas estarían libres de las fachadas tradicionales de cristal, recreando allí los fabulosos patios con vistas a 360 grados.

012 East-44th-Street_Manhattan-skyscraper_New-York_ODA_residential-towers_dezeen_1568_1-1024x731

Estas plantas libres tendrían hasta 4,5 metros de alto, espacios privados verdes de 260 metros cuadrados (lo que ocupa el edificio en planta) proporcionando contacto con la naturaleza a gran altura. Al mismo tiempo, estos espacios permiten la reducción drástica del viento sobre el edificio y crean una imaginativa silueta con 10.800 metros cuadrados útiles y 44 residencias de las que una será un ático con terraza propia. Lo que diferencia (también) a este edificio sobre el resto es que detrás hay un promotor inmobiliario, Triangle Asset, que hará realidad esta construcción (¿veremos?).

 

Aunque la visión más extraordinaria de los rascacielos se la vamos a otorgar al estudio Cloud AO, que ha diseñado (nada más y nada menos que) edificios suspendidos en el aire (sí, pienso igual ;). Analemma Tower es un proyecto donde los edificios están sujetos a un asteroide que orbita sobre la Tierra, así, la parte más baja y más lenta de la órbita estaría sobre Manhattan, donde se podría desembarcar utilizando un paracaídas.

013 East-44th-Street_Manhattan-skyscraper_New-York_ODA_residential-towers_dezeen_1568_2-1024x731

Muy orgullosos de su visión comercial los arquitectos dicen: “Si el reciente auge de las torres residenciales demuestra que el precio de venta por pie cuadrado aumenta con la elevación sobre el suelo, entonces Analemma Tower tendrá precios récord, lo que justifica su alto costo de construcción”, y ni se despeinan… ¡Qué barbaridad! La forma de construcción será muy “simple”: módulos prefabricados se izarán hasta colgarlos del asteroide mediante super-cables de acero. Os lo digo ya: Me apunto a vivir allí.

014 160816_PU_procedural_cloud_setup_v2___12_by_nvseal_collage_1000

Otros rascacielos en Nueva York:

Las vistas a Central Park del ático de Florentino Pérez

Vivir en la torre más delgada del Mundo

El edificio de las olas

Los rascacielos de Trump en Nueva York

Una casa encima de otra casa, encima de otra casa… Lo normal, vamos!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s