Thyssenkrupp sigue apostando por China

La empresa Thyssenkrupp inaugura una planta y una torre de pruebas de alta velocidad en China, de las más altas en el mundo, con 248 metros, donde ensayará con ascensores sin cables y de alta velocidad.

Testtower_China

La compañía Thyssenkrupp, nos informó el pasado 23 de marzo en nota de prensa, que continúa con su apuesta por la innovación y el I+D en todo el mundo. Ese mismo día inauguraron una planta y una nueva torre de pruebas en la ciudad de Zhongshan, provincia de Guangdong, en China. Esta nueva apertura refuerza la continua inversión y desarrollo de la compañía en el país asiático, tras la apertura, en 2016, de su edificio de instalaciones multiuso en Shanghái, además de proporcionar un nuevo impulso para el desarrollo sostenido de la compañía.

La torre de pruebas destaca por sus 248 metros de altura (31 pisos sobre el suelo), que la sitúan como una de las torres de prueba más altas del mundo y proporciona a la compañía un símbolo del liderazgo en el I+D de ascensores. A esta nueva torre se suma la que thyssenkrupp tiene en Alemania y que fue inaugurada el pasado octubre.

DCIM100MEDIADJI_0023.JPG

Con 13 huecos para ascensores, la torre de pruebas será el escenario perfecto para que la compañía pueda ensayar nuevos conceptos y probar pilotos de sus productos, incluidos su nuevo elevador de alta velocidad, que alcanzará hasta 18 metros por segundo, así como el primer sistema de ascensor sin cables del mundo, MULTI. Para llevar a cabo estas pruebas, que requieren estrictos requisitos de seguridad, la torre también cuenta con un sistema AMD (Active Mass Damper), que reduce significativamente la oscilación de esta, causada por los cambios en las condiciones climáticas e, incluso, en fenómenos meteorológicos extremos, como terremotos y tifones.

Como uno de los países de mayor crecimiento y más poblados del mundo, no sorprende que China se haya convertido en el principal mercado de Thyssenkrupp en Asia. Thyssenkrupp Elevator obtuvo unas ventas del 17,8 por ciento en China en el último ejercicio.

Para el CEO y presidente de la junta ejecutiva de Thyssenkrupp, Heinrich Hiesinger, esta nueva torre de pruebas y la planta de Zhongshan son “un testimonio de nuestra dedicación a la innovación y del compromiso de Thyssenkrupp de invertir en investigación y desarrollo en China. Esto muestra la enorme importancia de China para nuestro negocio, así como el gran valor y las posibilidades futuras de esta unión”.

Andreas_Schierenbeck_mit_MULTI_quer

Por su parte, Andreas Schierenbeck, CEO de Thyssenkrupp Elevator, comentó: “Una de nuestras grandes ambiciones es estar siempre cerca de nuestros clientes, y el proceso de prueba y desarrollo es muy importante para poder garantizar que nos adaptamos a lo que la gente realmente quiere y necesita. China es un territorio muy emocionante en el que tener presencia. Cada año se instalan hasta 500.000 unidades, por lo que fue una elección natural para nosotros construir nuestra primera torre de pruebas internacional allí”.

Al mejorar aún más sus capacidades de fabricación e I+D en China, Thyssenkrupp Elevator proporcionará tecnologías más innovadoras, así como productos y servicios de mayor calidad para el mercado chino, contribuyendo a la urbanización y a una vida urbana más eficiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s