Arquitectura en Ciernes

Como viene siendo habitual el cambio es la única constante en nuestras vidas. Así, si nos paramos a reflexionar demasiado podemos perder el tren de la Prosperidad. Sin embargo, sin reflexión no hay vida, el equilibrio se vuelve muy delicado y de nuestras actuaciones presentes dependerá gran parte de nuestro futuro. A la Arquitectura le pasa…