Noticias

Las nuevas tecnologías aportan transparencia, confianza y un conocimiento exhaustivo del mercado para el sector inmobiliario

Arum Group organiza un webinar para reflexionar sobre cómo el avance de la tecnología, desde la realidad virtual a los softwares de gestión inmobiliaria, están revolucionando un sector al que aún le faltan pasos de gigante para la completa digitalización

Arum Group organiza un webinar para reflexionar sobre cómo el avance de la tecnología, desde la realidad virtual a los softwares de gestión inmobiliaria, están revolucionando un sector al que aún le faltan pasos de gigante para la completa digitalización

Los tours de realidad virtual de los proyectos inmobiliarios aumentan los leads cualificados en un 38%, las ventas hasta en un 13% y reducen el tiempo que transcurre hasta la firma de una escritura en un 41%, afirmó Salvador Martins, director de Mirage Virtual Reality

¿Cómo están las nuevas tecnologías impactando en el sector inmobiliario? Para reflexionar alrededor de esta pregunta, para entender la huella que el desarrollo tecnológico está dejando en agentes, promotores e inversores inmobiliarios, Arum Group organizó este miércoles un webinar en el que participaron responsables de empresas tecnológicas cuyo trabajo está destacando en un sector que aún tiene reticencias a la completa digitalización y apuesta por nuevas tecnologías. 

Transparencia, confianza para afrontar las operaciones y el conocimiento exhaustivo del mercado que permiten los nuevos avances fueron los principales argumentos esgrimidos por los participantes de esta conversación, que moderó Elodie Casola, directora de Marketing y Comunicación de Arum Group. 

Un debate en el que participaron Nils Henning, fundador y co-CEO de CASAFARIErick Nieto, director de gestión de propiedades de España y Portugal de CASAFARISalvador Martins, director nacional de Mirage Virtual RealityToni Candini, cofundador de LORUM; y José Miguel Mesa, jefe de ventas internacional de Abama Resort Tenerife.

El primero de los temas que se trató en este encuentro fue cómo la tecnología puede ayudarnos a conocer y entender mejor el mercado. En este sentido, Nils Henning explicó cómo creó en Mallorca junto a sus socios CASAFARI, una compañía tecnológica que ha facilitado una herramienta capaz de generarle al comprador o al agente inmobiliario un camino para evitar la maraña que suponía la tradicional y habitual duplicación de la oferta inmobiliaria en diversas plataformas y entornos. “Como profesional del sector, necesito todos los datos disponibles para liderar cada negociación. Necesito conocer las propiedades en mi área, para comparar, o el historial de cada propiedad, por ejemplo, para ajustar realmente el precio y comprender cómo funciona el mercado en cada lugar”. Antes, precisó Nils Henning, el sector inmobiliario solo requería invertir en su propia marca, en asegurar la publicidad convencional en revistas y vallas publicitarias, y la inversión en tecnología no era necesaria. Internet lo cambió todo, ya que hizo que compradores y vendedores accedieran a una información global. 

Al respecto, Henning contó que en estos momentos hay más de 200 personas en su empresa recopilando datos de los mercados inmobiliarios en los que está presente su compañía. Por ello, la empresa dispone de Portfolio Solutions, un sistema que según contó Erick Nieto, director de gestión de propiedades de España y Portugal de CASAFARI, se ha pensado específicamente para inversores, para que puedan justificar sus decisiones, precios, ubicaciones, etcétera, con el máximo de datos posibles disponibles del mercado y su entorno. “Cuanto más claro sea el mercado, más eficiente será, lo que requiere eliminar todo el ruido y la información confusa, es decir, dar seguridad cuando antes solo había intuición o medias verdades”. 

Desde CASAFARI pusieron a las Islas Canarias como ejemplo. “Si nos viene un vendedor o un inversor, y nos dice que está dudando, que no tiene nada claro una inversión en Canarias, que teme que le afecte la gran crisis económica que ahora se sufre en muchas otras partes, nosotros le enseñamos números, tenemos datos para demostrarles que no, que no hay crisis a nivel inmobiliario en esta región y que este es un momento muy apropiado para invertir”. 

SOFTWARE INTEGRAL 

La gestión interna e informatizada de empresas del sector inmobiliario supone también un avance enorme a nivel digital, puesto que ahora pueden controlar con un solo software accesible desde cualquier plataforma (móviles, tabletas, ordenadores…) el proceso de cualquier operación “de la A a la Z”. Es el caso de LORUM, empresa que desarrolló LORUM for Real Estate – L4RE, para dar respuesta a esa necesidad de digitalización. Con ella ha conseguido agilizar la gestión de proyectos de promoción y construcción, venta y alquiler de inmuebles, y reducir significativamente la gestión administrativa. L4RE es una solución SaaS de gestión inmobiliaria, sustentado en el ERP Cloud de SAP Business ByDesign, y además cuenta con el certificado de Silver Partner de SAP.

Según explicó Toni Candini, de LORUM, su propuesta es un software basado en la nube que hace que, “desde el momento en que se ha seleccionado una oportunidad hasta que se consigue vender la última unidad, se pueda gestionar todo el proceso completo con una única herramienta”. Ya sea para comprar, vender o alquilar, L4RE produce los contratos de forma automática, envía correos electrónicos, genera campañas de marketing, y permite disponer de informes de seguimiento al minuto, conectando todos los departamentos de la empresa. 

REALIDAD VIRTUAL

Otra de las tecnologías que han supuesto un enorme salto para el sector inmobiliario, y cuyo uso se ha disparado y generalizado tras la pandemia es el de la tecnología de la imagen, el video en 3D y la realidad virtual (ahora en forma de metaverso).

Esta tecnología permite, por ejemplo, ponerse unos cascos de realidad virtual y explorar personalmente todos los rincones de un proyecto inmobiliario sobre plano, para entender cómo será, la dimensión real de su entorno, la luz que recibirá cada estancia… e incluso permite ver cualquier detalle constructivo y de interiorismo, sin tener la sospecha de que nos pueden estar ocultando algún ángulo específico del interior o exterior.

Salvador Martins, de Mirage Virtual Reality, puso cifras a lo que ellos denominan las diferentes ‘capas de confianza’ entre compradores y vendedores que permiten ir superando estas tecnologías para que la relación culmine de forma satisfactoria.  Los tours de realidad virtual de los proyectos inmobiliarios aumentan los leads cualificados (es decir, los contactos realmente interesados en comprar) en un 38%, y las ventas hasta en un 13%. El tiempo que transcurre hasta la firma de la escritura se reduce un 41% (es decir, que los compradores lo tienen mucho más claro y tardan menos en decidirse), la satisfacción del cliente alcanza hasta el 80% y la interacción web de los usuarios potencialmente interesados en un proyecto crece hasta en un 78%. 

¿Realmente tenemos otra alternativa que no apostar por estas tecnologías?, se preguntó José Miguel Mesa, jefe de ventas internacional de Abama Resort Tenerife, que recordó que la pandemia alteró de forma radical el panorama de todo el sector y que los cambios han sido tan acelerados que “no hay otra opción que volcarse en su implementación”, porque la tecnología ofrece resultados y permite un nivel de interacción con los potenciales clientes nunca visto antes de la proliferación de las redes sociales. Mesa hizo hincapié también en el hecho de que en España, con un panorama normativo que puede variar de forma importante lo que uno puede construir en función del término municipal en que se ubique su parcela, disponer de tecnología que permita un conocimiento exhaustivo y ambivalente del mercado es fundamental. 

A modo de conclusión, Nils Henning, de CASAFARI, señaló que “en momentos de crisis es lógico y comprensible que una empresa recorte gastos, pero lo que yo nunca haría sería recortar la inversión en tecnología, porque ahora mismo la tecnología es lo que nos diferencia y nos hace mejores que la competencia”. En la misma línea, Salvador Martins señaló que el sector “está aún en transición tras la disrupción que supuso el COVID”, pero el proceso “ya no tiene vuelta atrás”. 

Por último, Toni Candini señaló que en el sector inmobiliario español existe aún “cierta aversión al cambio”, y algunos siguen con el “business as usual”, cuando el momento y las tecnologías ya disponible permiten “poner a las empresas patas arriba” para digitalizar todos sus procedimientos y conseguir ser más eficientes, lo que a la postre se traduce en rentabilidad y negocio. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: