Las viviendas más pequeñas del mundo diseñadas para vivir en Marte

Si vas a vivir a Marte nada como una casa con estilo y con todo comprimido en menos de seis metros cuadrados.

Screenshot_2019-05-27-19-53-11

Muchas personas están preocupadas por la “nueva” burbuja inmobiliaria, la que se ha gestado en las principales ciudades españolas comandadas por Madrid y Barcelona (por supuesto) y en la que los precios por metro cuadrado se han elevado considerablemente, teniendo en cuenta que las viviendas más caras son las más pequeñas (cuestión lógica) dado que compramos unidades y la relación precio/m² siempre disminuye al aumentar el denominador.

Una propuesta de vivienda sorprendente

Con todo, es hora de mirar hacia otras latitudes para ver cómo se afronta la elevada masificación de las ciudades. Un lugar de paso obligatorio es Beijing (o Pekín), la capital de China, donde hemos encontrado la vivienda más pequeña jamás diseñada, de 5,76 metros cuadrados.

Eso sí, tiene trampa porque ha sido diseñada para vivir en Marte, lo cual hace que sea aún más audaz porque, por ahora, no tenemos vestigios de que Marte esté muy poblada…

Está diseñada para sobrevivir en otros mundos

¿Dónde encontramos esta maravilla? Esta vivienda la hemos encontrado en un marco muy especial llamado ‘‘House Vision’, creado por el japonés Kenya Hara, artista y diseñador, para promover el análisis urbano y social a través de proyectos innovadores. Utiliza la casa para reflexionar sobre el futuro de nuestro estilo de vida (sí, también pienso que es muy rebuscado), como las diez que conforman la edición de este año y de la que extraemos la más llamativa de todas, la casa marciana.

Un prototipo que puede facilitar la creación de viviendas sostenibles

‘Mars Case’ es el nombre del prototipo que han diseñado en Open Architecture para la exposición de este año, imaginando un escenario en el que la humanidad huyera del planeta madre al vecino rojo. «Hace doscientos años, Henry David Thoreau se retiró de la sociedad y se mudó a Walden para reflexionar sobre la naturaleza de la vida simple», cuentan desde el estudio que “hoy, en una era de crisis ambientales y un consumo de material aparentemente interminable, debemos preguntarnos: ¿Cuáles son nuestras necesidades esenciales?”.

La exposición nos enfrenta a un futuro con el consumo al límite

Así pues, tal y como nos hablan de la burbuja inmobiliaria, los diseñadores nos exponen ante un futuro en el que el consumo excesivo nos ha puesto al límite, debemos abandonar la Tierra con lo puesto, con lo esencial, empleando nuestros medios tecnológicos para la reutilización y el reciclaje como método de vida. “A medida que encontremos un nuevo aprecio por cada gota de agua, cada bocado de comida y cada soplo de aire, ¿descubriremos por fin la libertad de una vida verdaderamente simple?”, reflexionan, “¿es esto lo que deberíamos definir como la casa ideal del futuro?”. Menuda forma de amargarnos el día, ¿eh?

El habitáculo no es más grande que una furgoneta

Puestos en este terrible y apocalíptico escenario está claro que el ser humano “tiraría” de su herramienta más versátil y efectiva: la imaginación. La construcción de la vivienda prefabricada ‘Mars Case’, diseñada como un recinto de consumo energético nulo, con cero desperdicios, garantiza la supervivencia de la humanidad en un habitáculo de dimensiones 2,4 x 2,4 x 2 metros, ocupando un volumen de 11,52 metros cúbicos, como si de una furgoneta se tratara, para entendernos mejor.

La vida en Marte sería más bien práctica

Esta nueva vivienda, totalmente industrializable, contendría en su interior todo lo necesario para el normal uso de una casa. La mayoría de elementos no estarían a la vista, serían inflables o desplegables, ocupando un minúsculo lugar dentro del minúsculo habitáculo. Según presumen los diseñadores, todo se puede crear en la actualidad. Con todos los electrodomésticos interconectados de forma inalámbrica, pudiendo controlar cada elemento desde un teléfono inteligente.

El interior es sobrio y funcional

La casa consigue un ecosistema integrado reciclando el calor, los gases de escape, la condensación y otros subproductos generados por cada dispositivo electrónico, devolviendo energía, aire y agua, y minimizando el consumo de recursos. Sin embargo, sospecho que este diseño no responde tanto a la necesidad de aprovechar los recursos en un lugar llamado Marte, sino a la de experimentar con diseños donde el espacio sea el mínimo posible, ¿en previsión de un elevado aumento de la población? ¿O como excusa para crear espacios con consumo cero de energía?

El prototipo demuestra que se pueden construir viviendas de menos de 6 metros cuadrados

Lo que este prototipo ha demostrado es que se pueden construir viviendas de menos de 6 metros cuadrados, el mínimo que la mayoría de normativas de nuestro país permite para un dormitorio sencillo. La exposición ‘House Vision’ está en la entrada del popular estadio chino ‘El nido del pájaro’, una espectacular obra en la que sobra espacio. Pero fuera ironías, la podrás visitar hasta el 4 de noviembre de 2018. Así que si estás cerca o puedes organizarte para visitarla es totalmente recomendable.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.